Latin America and Caribbean

Acerca de las Estadísticas de las bibliotecas mundiales

El personal de la biblioteca de OCLC extrajo datos de fuentes respetadas de terceros (electrónicas e impresas) que, a su criterio, son las más actuales y precisas a las que tuvo acceso. Para algunos países, los datos no estaban disponibles (indicados en los cuadros como ND) o eran aislados. Además, en gran parte del mundo, los datos no eran tan actuales como los compiladores habrían deseado. Muchas de las fuentes impresas tenían varios años y muchos sitios Web eran sospechosos. No obstante, hubo una sensación de que una cifra bastante reciente era mejor que nada, con una fecha límite de alrededor del 1980. El personal bibliotecario de OCLC tuvo que determinar cuál de las diversas fuentes posibles era la más confiable en cuanto a precisión y vigencia. Muy pocas veces los datos de dos o más fuentes diferentes coincidían para el mismo año.

La decisión de registrar los datos dentro de un país independiente o dentro de una dependencia estuvo determinada por la forma en que se informaron los datos en las fuentes de datos. Por ejemplo, Tasmania está representada dentro de Australia, pero Puerto Rico es independiente.

Para lograr uniformidad, la cantidad total de bibliotecas representa las unidades administrativas y no los puntos de servicio, debido a que no todas las fuentes informan puntos de servicio de manera consistente. Algunas de las entradas de los países no especificaban qué unidad estaban informando; en tal caso, se asumió que eran unidades administrativas.

En el caso de las unidades monetarias para gastos, se las convirtió a US$ al último día del año de la fecha de la fuente, dado que la mayoría de las fuentes las informaban en moneda local o en Euros. La dificultad de obtener cifras de gastos se acrecentó notablemente por el hecho de que se informan en muy pocas fuentes. En muchos países, los gastos para bibliotecas se incluyen en el dominio público y sus presupuestos se encuentran dentro de los de otros ministerios o agencias, como educación o cultura.

En algunos países, la distinción entre categorías era poco clara; por ejemplo, "bibliotecas escolares" en los Estados Unidos significa grados K-12 (primaria y secundaria), mientras que en otros países incluyen a las facultades u otras instituciones técnicas y vocacionales. Las bibliotecas eclesiásticas y las de grandes institutos de investigación se incluyeron dentro de las bibliotecas especializadas.

En los pocos casos en los que la fecha de los datos de la fuente era poco clara o no se conocía, se utilizó la fecha de compilación o publicación.

En general, los datos se actualizan en el mapa mundial a medida que se actualizan en las fuentes.

Debido a estos problemas, es posible que las cifras representen una subestimación de los totales mundiales de todas las categorías; es posible que existan otras fuentes más actuales y precisas que los compiladores no conozcan. Si sabe de alguna de ellas o puede recomendar fuentes adicionales, comuníquese con nosotros.

Somos una cooperativa internacional de bibliotecas dirigida y financiada por sus miembros, a quienes pertenece desde 1967. Nuestro fin público es una declaración de compromiso mutuo: trabajaremos juntos para mejorar el acceso a la información disponible en bibliotecas del mundo, y buscaremos maneras de reducir los costos para las bibliotecas a través de la colaboración. Aprender más »