Latin America and Caribbean

Remuneración

Consultas y respuestas sobre la remuneración de los directivos de OCLC

¿Cuándo comenzaron a recibir remuneración por sus tareas los directivos de OCLC?

Entre 1967 y 1977, los directivos de OCLC eran exclusivamente bibliotecarios de Ohio y no recibían remuneración, a excepción de los gastos de traslado para participar en las reuniones en Columbus, Ohio.

En 1977, en su estudio sobre la dirección de OCLC, la firma consultora Arthur D. Little recomendó que las membresías de OCLC se expandiera para abarcar las bibliotecas ubicadas fuera de Ohio; que la cantidad de integrantes del Consejo Directivo se ampliara de 9 a 15 directivos y que los directivos fueran remunerados.

Arthur D. Little también recomendó la elección de cinco directivos de campos diferentes de la biblioteconomía en reconocimiento a las complejidades cada vez mayores de la dirección y las operaciones de OCLC. Las recomendaciones con respecto a la composición y remuneración obtuvieron la aprobación unánime del nuevo Consejo Directivo de OCLC, del cual el fundador de OCLC, Frederick G. Kilgour, en ese entonces era miembro. Hoy en día, la idea continúa siendo la misma: principalmente, que OCLC, además de excepcionales bibliotecarios, necesita directivos con otros antecedentes y que todos los directivos merecen recibir un pago por su tiempo, experiencia y esfuerzo.

¿Cuáles son los montos de las remuneraciones de los directivos?

La remuneración de cada directivo varía según las asignaciones y las cargas de trabajo, e incluye un anticipo anual y pagos por preparar las reuniones y participar en ellas. Los directivos también reciben remuneración por presidir comités o tomar asignaciones adicionales. El programa de remuneraciones actual incluye:

Anticipo anual

$10 000 para los directivos

$12 000 para el presidente del comité

$18 750 para el presidente del consejo

Tarifa de reuniones regulares

$1000 para los directivos

$1500 para el presidente del comité

$2550 para el presidente del consejo

Por lo tanto, en un año dado, la remuneración total por los servicios del comité podría rondar entre $30 000 para un directivo común y $70 000 para el Presidente del Consejo.

Además, los directivos reciben remuneración por viajes en función de la política de viajes existente de OCLC, que establece que, en la mayoría de los casos, los traslados en avión se limitan a una tarifa de autobús.

La remuneración anual que recibe cada directivo se informa en el formulario 990 del IRS de OCLC.

¿Cuánto tiempo dedican los directivos a sus tareas del consejo?

Formar parte del Consejo Directivo de OCLC insume gran cantidad de tiempo, tanto en la preparación para las reuniones del consejo y el comité como en la partición de estas. Un directivo dedicará un promedio de 20 días al año a las tareas relacionadas con el Consejo Directivo, incluida la participación en conferencias sobre biblioteconomía, y en las reuniones de los Consejos Regionales y del Consejo Global.

Los directivos viajan cinco veces al año para participar en reuniones regulares de dos días del Consejo que se realizan los fines de semana para reducir los costos de viaje y el tiempo que los directivos deben pasar lejos de sus instituciones. El viaje de los directivos que residen fuera de Estados Unidos puede durar entre cuatro y seis días por reunión.

Por lo general, el Presidente del Consejo dedica entre 15 y 20 horas semanales a asuntos de OCLC, que incluyen conversaciones telefónicas con otros miembros del consejo directivo, con el Presidente de OCLC y con miembros de la alta dirección.

Generalmente, un directivo dedica ocho horas a la preparación de una reunión del comité.

Muchas corporaciones sin fines de lucro no remuneran a sus directivos. ¿Por qué lo hace OCLC?

Con frecuencia, los directivos de consejos sin fines de lucro de organizaciones locales comunitarias como hospitales, muesos y orquesta prestan servicio sin obtener remuneración como una forma de retribuir a las comunidades y, en algunos casos, mejorar su prestigio profesional y personal. De hecho, algunas organizaciones exigen que sus directivos aporten importantes sumas para impulsar actividades para recaudar fondos, mientras que otras, en especial las que reciben subsidios públicos, con frecuencia tienen funcionarios políticos.

Es una práctica habitual remunerar a directivos o directores de consejos tanto de corporaciones con fines de lucro como de entidades sin fines de lucro; cuando estas últimas no son comunitarias ni reciben donaciones, subvenciones ni subsidios públicos para su funcionamiento. OCLC integra esta última categoría.

Si bien los objetivos públicos de promover el acceso a la información del mundo y reducir los costos de las bibliotecas son primordiales para los planes y las actividades de OCLC; la organización debe operar con criterio comercial. Aunque la mayoría de los directivos son bibliotecarios, la presencia de directivos de otras áreas como economía y finanzas, empresas y contabilidad, legales, gobierno, informática, administración de enseñanza superior y tecnología de las comunicaciones es fundamental para el éxito del Consejo Directivo y, por consiguiente, de OCLC.

La demanda de miembros sobresalientes, para el consejo, con importante experiencia en sectores públicos y privados es cada vez mayor. Contar en el Consejo Directivo con miembros leales y dedicados que reciban buena remuneración por su tiempo, conocimiento y experiencia es una ventaja para los miembros de OCLC.

¿Por qué es necesario pagarle a los bibliotecarios por formar parte del Consejo de OCLC cuando muchas personas desearían participar sin recibir retribución?

Remunerar a los bibliotecarios por su servicio como directivo es reconocer que su tiempo y experiencia son tan valiosos como los de los directivos que no son bibliotecarios. La política institucional permite a los académicos y bibliotecarios de instituciones académicas utilizar su experiencia profesional para responder consultas a cambio de remuneración.

¿Cómo determina el Consejo de OCLC una remuneración razonable?

La remuneración se determina mediante un programa que adopta el consejo completo y no ha aumentado desde el año 2001.

El Consejo revisa regularmente su política de remuneración con un consultor externo. Más recientemente, una revisión realizada en febrero de 2010 por la firma Towers Watson determinó que las remuneraciones de OCLC a sus directivos son razonables y se encuentran dentro del rango que establecen las normas de organizaciones similares.

¿Existe un conflicto inherente de interés con el servicio de bibliotecario en el consejo directivo de una cooperativa bibliotecaria en la que sus bibliotecas adquieren bienes y servicios?

No. La mayoría de los bibliotecarios del Consejo legalmente son “directores internos” porque trabajan en instituciones que tienen una relación contractual con OCLC. Por consiguiente, los directivos revisan anualmente que sus relaciones con OCLC y otras entidades no deriven en posibles conflictos de interés y firman contratos de confidencialidad que son revisados por el Comité de Auditorías del Consejo Directivo y auditores externos. El Consejo Directivo garantiza que los directivos bibliotecarios se abstengan de tomar parte en el caso de decisiones donde exista un conflicto de interés real o aparente. Además, si bien los requisitos de la Ley Sarbanes-Oxley con respecto a la divulgación por completo de posibles conflictos de interés no se aplica a las organizaciones sin fines de lucro, el Consejo Directivo de OCLC ha apoyado firmemente el espíritu y la letra de la Ley.

¿Constituye el servicio del Consejo Directivo de OCLC un conflicto de interés dentro de la institución de origen del directivo?

Se espera que los directivos sigan las políticas de sus instituciones con respecto a las actividades profesionales pagas y los conflictos de interés institucionales. Para la mayoría de los directivos bibliotecarios, el tiempo dedicado a los asuntos de OCLC es, en su totalidad, adicional al tiempo que dedican a trabajar en sus propias instituciones.

¿Es el monto de la remuneración que se paga a cada directivo información de dominio público?

Sí. Por ley, el monto de la remuneración debe informarse en la declaración de impuestos del Formulario 990 del IRS para las corporaciones sin fines de lucro. Estos formularios se publican y se encuentran fácilmente en la Web. Los formularios 990 de OCLC también se encuentran disponibles a través de los siguientes enlaces: 2009 2010 2011.

¿Por qué la remuneración de los exdirectivos a veces se informa en el Formulario 990 del IRS de OCLC?

Hasta el año 2002, de conformidad con las normas del IRS, los directivos podían diferir el cobro de su remuneración de miembro del Consejo Directivo, al igual que muchos empleados de la universidad a través de los planes 403b. A comienzos del años 2002, el IRS dictaminó que, en adelante, este tipo de remuneraciones no se podía diferir, pero que las remuneraciones ya diferidas podían quedar así hasta que el directivo las retirara. Por lo tanto, los pagos a los exdirectivos representan retiros de la remuneración obtenida mientras eran directivos activos, pero que habían sido diferidos a través de un plan similar al 403b o IRA. El IRS requiere que el retiro de estos fondos se informe en el Formulario 990, incluso si ya se comunicó con anterioridad.

Somos una cooperativa internacional de bibliotecas dirigida y financiada por sus miembros, a quienes pertenece desde 1967. Nuestro fin público es una declaración de compromiso mutuo: trabajaremos juntos para mejorar el acceso a la información disponible en bibliotecas del mundo, y buscaremos maneras de reducir los costos para las bibliotecas a través de la colaboración. Aprender más »